martes, 4 de enero de 2011

La siguiente caída y van...

Que puede hacer uno para evitar ciertas situaciones?  borrarse la memoria, cambiar la personalidad por completo, volverse un emo, tranformarse en un ser sin sentimientos, una especie de Robot, y avanzar por la vida a pasos agigantados y que nada le afecte, ya que con su coraza de acero impenetrable, nada podria lastimarlo.
la sensibilidad es un defecto o una virtud?  yo creo, y por que lo vivo frecuentemente, es una maldicion, una falla genetica tal vez?  tendrá cura? como me saco esto de encima? o será que lo que tengo que sacarme de encima es a la gente que me genera esa suceptibilidad?
de donde saco las fuerzas para desaparecer esa infelicidad que crece cual maleza, y ya no me deja ver el sendero con claridad, me encuentro perdida, siempre hay luz al final del túnel dicen, pero yo no la encuentro hace tiempo, ni una miserable antorcha tengo y debo avanzar y no puedo por que a estas alturas, el miedo y el cansancio me quitaron fuerza..
a quien recurre uno en estos momentos, si siempre es lo mismo, si no es una cosa es otra. la deseperacion se apodera de mi , y no puedo contenerrme más, lucho contra esas malditas ganas de llorar, mas mis enfuerzos son en vano y la primer lagrima , rueda sobre mi mejilla de una forma tan lenta, siendo la líder ella, abriendo camino a las tantas otras que ya casi estan llegando a puerto y no puden esperar mas de unas cuantas milésimas de segundos, ya quieren desparramarse a lo largo de mi rostro.
Listo, pasó lo que tanto imploro que no pase, ya mas nada se pudo hacer, solo queda decidir si se busca una solucion rápida o si se piensan las cosas, por que no parece ser correcto, irse a descansar con el pecho oprimido por la tristeza,  se torna imposible respirar con facilidad, y en la cabeza repercuten las palabras y los actos ajenos que me hicieron perder la batalla por segunda vez en este año.
me retiro en un estado de incertidumbre... solo queda esperar y ver que pasa a partir de mañaña...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario